Aplicaciones: Feedburner

FeedburnerFeedburner se puso en marcha allá por 2004 y desde entonces nos ofrece un servicio simple pero necesario, hace de intermediario entre la URL de un RSS y su origen de contenidos. Es algo así como lo que sucede con los dominios de internet y los hostings donde están alojadas las páginas web. Feedburner ofrece un enlace que es estable y que genera un enlace RSS a partir del enlace RSS que se le proporciona. Ése RSS que proporciona Feedburner es el que se ofrece a los suscriptores en lugar del enlace original, que era el origen real de datos.

¿Qué ventajas tiene esto? Pues en realidad varias. La principal es que ya no dependes de tu dominio, eso te permite cambiar de dominio y de url de web o blog sin, con ello, perder ninguno de tus suscriptores (si tienes que cambiar de dominio sólo tienes que ir a Feedburner y darle la nueva URL del origen de datos). Otra gran ventaja es la estabilidad, al ofrecer el RSS un intermediario ya no dependes de tu servidor, en todo momento se genera un RSS, aunque tu blog o web este caída por ejemplo. Feedburner se ocupa de hacer una copia del origen de datos cada cierto tiempo y de ofrecer esa copia a los suscriptores del enlace RSS.

Feedburner es una de esas empresas que llamaron la atención del gigante Google, quien se hizo con la empresa en 2007. El éxito del servicio y la lógica de funcionamiento del mismo hizo que se mantuviera, hasta estos días, el nombre del servicio y el dominio del mismo (cambiarlo hubiera supuesto perjudicar a todos los usuarios y desestabilizar la url de los RSS, la razón de ser del propio servicio).

Cosas malas

No tiene cosas malas. Se trata de un servicio que ofrece Google gratuitamente. Eso sí, dependemos de Google, si algún día decide dejar de gestionar este servicio perderíamos todos nuestros suscriptores (aunque hay que contar que habría medios para paliarlo, como un post para anunciar el cambio de feed por ejemplo). Pero es poco probable que suceda algo así con un servicio que lleva tanto tiempo funcionando y al que Google le está sacando partido (a través de la publicidad). Por otro lado, como con el buscador, el comportamiento de los usuarios en la lectura de RSS da mucha información a los usuarios y gran parte de esa información la obtiene con el tándem Google Reader + Feedburner.

Cosas buenas

La ventaja principal del servicio es que da estadísticas de los suscriptores al canal RSS (número diario de suscriptores, clics sobre los elementos,…), algo muy útil si se quiere medir la audiencia potencial de contenidos.

Una de las ventajas de hacer de intermediario entre el origen de datos y la URL final es que Feedburner puede hacer modificaciones al RSS. Entre estas modificaciones por ejemplo está la de poder añadir publicidad a los RSS (de forma voluntaria y a través del servicio Adsense para feeds), metainformación (como el número de comentarios que ha tenido la entrada del RSS) o elementos para compartir y distribuir la información (botones para compartir el contenido en redes sociales o enviarlo por correo electrónico).

Otra ventaja es la posibilidad de ofrecer un canal adicional de comunicación, además de transmitir el RSS, puede generar un boletín de suscripción por correo electrónico, para todos aquellos usuarios que no estén habituados a usar un lector de RSS y prefieran recibir las actualizaciones por correo electrónico.

También dispone de la posibilidad de añadir nuestra cuenta de twitter para que la use como canal adicional para la distribución de actualizaciones.

Twitter en Feedburner

Conclusión

Se trata de un servicio muy recomendable para aquellos casos en los que la estrategia de presencia en la red se base en contenido original y en publicación en blog. Se trata de uno de los servicios más útiles a la hora de gestionar las suscripciones RSS de un blog.

Aplicación | Feedburner

También te podría gustar...

tutoriales y trucos de redes sociales en youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *