Adiós Google Reader, hola clon de Google Reader

Greader

La noticia del día ayer fue que Google Reader dejará de dar servicio. Mucha gente esta escribiendo sobre el tema y quería hacer un apunte en el blog. Algunos pataleos de angry Googlers, como el de Enrique Dans, otras opiniones más sensatas como la de Antonio Ortiz, que pone el acento en que se trataba de un servicio sin modelo de negocio y sin una base de usuarios importante (por muy herramienta básica que nos pueda parecer a los que lo usamos). También aboga por no demonizar a Google. Estoy de acuerdo, pero aún así creo que Google no hace bien en cerrar ese servicio. Con una base pequeña de usuarios, no representa un consumo de recursos tan fuerte como otros servicios, y por contra, cerrar el servicio no le va a dar muy buena imagen en un ámbito de usuarios relativamente sensible (e incluso diría que influyente, a nivel de red). Muchos de los usuarios de servicios de Google daban por sentado que algunos servicios nunca dejarían de estar activos y estamos viendo como poco a poco como desaparecen servicios que creíamos tan importantes como Google Reader y quizás en breve Feedburner.

Los usuarios ya han empezado a buscar soluciones. A quien me preguntaba no sabía qué responder, la única opción a cierta altura que se me venía a la cabeza era Netvibes, con sus pros y sus contras. Mucha gente preguntaba por Feedly, pero éste depende de Google Reader (trabaja bajo su API), es decir, que morirá si no hace algo.

Estaba equivocado. Ninguna solución que no pase por el propio Google Reader será la solución. Me refiero a que Google Reader a creado un ecosistema de aplicaciones que trabajan sobre su API y que dejarán de existir, algunos de ellos modelos de pago, como por ejemplo algunos lectores para iPad/iPhone.

La solución no pasa por hacer campañas en change.org, la solución pasa por que Google Reader no muera, o mejor dicho, que nazca un clon suyo que utilice su misma API.

En ese sentido el mencionado Feedly, ya ha empezado a trabajar para replicar el API de Google Reader, de tal forma que podrá continuar existiendo y al mismo tiempo acoger a aquellos huérfanos de Reader (algunos usuarios esporádicos de Feedly, gracias a su sincronización con Google Reader).

Otro de los que han visto una oportunidad es Digg, uno de los servicios más veteranos de internet, el servicio que inspiró a menéame. Tras varios cambios de concepto, hoy en día es algo que no se parece a lo que fue y ha visto en la muerte de Google Reader una oportunidad. Al igual que Feedly, esta construyendo un lector de RSS que utilizarán un API clonada del API de Google Reader.

Sea como sea, faltan 100 días para el cierre y da comienzo la carrera de relevos. Ya hay dos buenos candidatos que usarán un clon del API de Google Reader, pero pronto saldrán nuevos proyectos. Habrá que tener paciencia.

También te podría gustar...

tutoriales y trucos de redes sociales en youtube

2 Respuestas

  1. Coincido contigo, esto no le beneficia nada a Google… ahora somos conscientes de lo poco importantes que somos los usuarios para ellos. Mantener este tipo de servicios es más por reputación que por rendimiento pero parece que no lo entienden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *